Equipo de la Torre. Te contamos cómo es la columna vertebral - Neurocirugia Equipo de la Torre

Equipo de la Torre. Te contamos cómo es la columna vertebral

En Equipo de la Torre somos especialistas en trastornos relacionados con problemas de columna además de tratar otras  patologías craneoencefálicas. Nuestro equipo, formado por grandes profesionales y dirigido por el Dr. Manuel J. de la Torre, pondrá todo su esfuerzo en llevar a cabo un diagnóstico y tratamiento eficaz, además de lograr que todos los pacientes se sientan como en casa.

Funciones de la columna 

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de lo que ‘maltratamos’ o hacemos sufrir a nuestra espalda o columna vertebral, siendo uno de los elementos más importantes que conforman la base vital del ser humano. 

Son tres las funciones básicas y esenciales que posee la columna vertebral: mantener el cuerpo erguido, permitir el movimiento y proteger la médula espinal. 

Por todo esto, es importante detectar a tiempo problemas y patologías, además de intentar mantener una adecuada higiene postural, sobre todo en ciertas etapas de nuestra vida como durante el embarazo

Anatomía de la columna vertebral

Las vértebras están compuestas por dos partes claramente diferenciadas: 

 

  • Parte anterior: se trata del cuerpo vertebral, denso, que se podría asemejar a un cilindro de hueso. Es la unión de estos cuerpos los que forman la columna vertebral.

 

  • Parte posterior: arco posterior vertebral. La forma se puede asemejar a unos anillos vistos de lado, de hueso y pegados al cuerpo vertebral. Es la unión de estos arcos los que van a alojar a la médula espinal así como los nervios que emanan de ella: canal vertebral, espinal o medular. 

 

La unión de ambas partes van a formar un arco llamado canal medular en el cual se aloja la medula espinal y los nervios periféricos que emanan de ella.

 

La columna vertebral está dividida en:

  • Región cervical (7 vértebras numeradas de C1 a C7.)
  • Columna dorsal (12, de D1 a D12
  • Columna lumbar (5, desde L1 a L5)
  • Zona sacra: formada por vértebras fusionadas (como un bloque. Desde S1 a S5
  • Cóccix o coxis: vértebras fusionadas

 

Como curiosidad, nacemos con un total de 33 vértebras (7 cervicales + 12 torácicas + 5 lumbares + 5 sacras + 4 coccígeas) que van descendiendo en número conforme los huesos del sacro y el cóccix comienzan a soldarse; y durante la etapa adulta, sólo hay 24 debido a esta soldadura.

 

Cada grupo vertebral tiene unas diferencias estructurales muy marcadas, debido a lo cual, la función de cada una de ellas se diferencia del resto en cuanto a movilidad, estabilidad y flexibilidad.

La unidad funcional vertebral está compuesta por dos vértebras adyacentes y el disco intervertebral y se articulan a cada lado entre ellas por dos procesos óseos llamados facetas articulares.

En cuanto a la estabilidad vertebral podemos hablar de sistemas pasivos y activos. Los ligamentos se encargan de la estabilidad pasiva de la columna, y sirven de unión entre cada vertebra, entre vertebra y costillas, esternón, pelvis… Mientras que los músculos, divididos en superficiales y profundos, son los encargados de la estabilidad y movilidad activa de la misma, cuya función es contraerse y relajarse en sinergia para mantener un movimiento armónico y estable de la columna confiriéndole resistencia y flexibilidad. Un buen control de la musculatura del tronco ejercerá de un excelente protector vertebral en su conjunto.

La medula espinal forma parte del sistema nervioso central. El comienzo de la médula espinal se sitúa en la base del cráneo y continua por la columna vertebral finalizando en forma de cono entre las vertebras lumbares L1 y L3,  dependiendo de la persona.

La medula continua en una agrupación de nervios espinales los cuales se llaman en conjunto “cola de caballo” por la forma que generan. La medula se envuelve en 3 capas duras que le proporcionan flexibilidad dureza y resistencia ante los cambios estructurales.

Partiendo de la medula, se dividen las raíces nerviosas para formar los nervios periféricos, que salen en pares hacia derecha e izquierda del mismo segmento medular. Se distribuye su salida entre C1 y el sacro. Estas raíces encuentran su salida por el agujero de conjunción de las vértebras. Estos nervios inervan todo nuestro cuerpo de cabeza a pies.

Discos intervertebrales

Son unas estructuras cartilaginosas que se encuentran entre cada una de las vértebras ejerciendo un amortiguamiento a modo de almohadilla que organiza y permite ligeros movimientos de las vértebras y actúa como un ligamento que las mantiene juntas.

El disco se divide en dos partes claramente diferenciadas en cuanto a su estructura, composición y función: el núcleo pulposo y el anillo fibroso.  El núcleo es la parte central del disco, tiene una textura gelatinosa y absorbe parte de las fuerzas que actúan en la columna vertebral. También es el encargado de moverse en cada dirección para permitir la movilidad vertebral. El anillo fibroso es la parte más periférica del disco y está formado por un anillo externo de colágeno, que rodea a una zona más amplia de fibrocartílago, de forma que limita la rotación entre vértebras.

Debido a diferentes razones el disco puede estar dañado, tanto en su composición química, hídrica o estructura, debido a cambios degenerativos, genéticos o patologías agudas como traumatismos. 

En Equipo de la Torre tratamos patologías de columna que afectan a los discos intervertebrales, como son la hernia discal lumbar (desde L1 a L5) y hernia discal cervical (de C1 a C7).  

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *