Espondilosis Cervical - Neurocirugia Equipo de la Torre

Espondilosis Cervical

La Espondilosis Cervical es una degeneración o artrosis de las articulaciones que hay entre las vértebras cervicales, incluido el disco. Se puede producir debido por pequeños traumatismos repetidos, enfermedades reumáticas o por lo edad.

Es muy frecuente en la población general. Se encuentra evidencia radiológica de artrosis cervical en un 25-50% de la población alrededor de los 50 años, y en un 75-90% a la edad de 65 años.

Espondilosis Cervical

¿Cómo se produce la espondilosis cervical?

Cuanto las vértebras y los discos vertebrales pierden altura y densidad, las vértebras comienzan a acercarse entre ellas.  La degeneración se manifiesta por rugosidades, picos u osteofitos, que se pueden comportar de la misma forma que la hernia discal.

Los osteofitos (protuberancias óseas en las vértebras que muestran la presencia de una enfermedad degenerativa y de calcificación ósea) de la espondilosis son más duros que las hernias discales. Sin embargo,muchas veces se asocian en el mismo enfermo.

Síntomas y diagnóstico

El 94% de los cambios degenerativos se detectan a nivel de las vértebras C4, hasta la última vértebra cervical. Los síntomas de esta patología se presentan de manera lenta en el tiempo, aunque también pueden presentarse de manera repentina en algunos casos.

Normalmente se presentan síntomas relacionados con la artrosis de las vértebras: dolor de cabeza, dolor cervical, mareos (sobre todo con los movimientos del cuello), o disminución de la movilidad cervical. También pueden presentarse otros síntomas como dolor de las extremidades debido a la proximidad de algunos nervios.

El examen físico para diagnosticar espondilosis cervical puede incluir determinadas pruebas como comprobar la movilidad del movimiento del cuello.

Tratamiento de la Espondilosis

La espondilosis cervical no se puede revertir, debido a que es un proceso de degeneración del cuerpo. Pero si es posible detener la evolución y hacer que los síntomas como el dolor sean menores.

El tratamiento médico puede incluir antiinflamatorios y analgésicos, también es recomendable realizar reposo funcional de la columna cervical.

En los casos en los que sea necesario tratamiento quirúrgico, pueden realizarse diferentes técnicas de extirpación de osteofitos.