Hernia Discal Cervical - Neurocirugia Equipo de la Torre

Hernia Discal Cervical

La Hernia Discal Cervical se produce cuando un disco intervertebral que se ha degenerado, se rompe y presiona sobre alguna de las raíces nerviosas cervicales.

Nos encontramos con dos tipos de hernias cervicales:

Hernia discal blanda

Es la que suele darse entre la población joven y que se puede deber a traumas agudos, microtraumas repetidos o sobreesfuerzos. El perfil de las personas que sufren este tipo de traumas son pacientes jóvenes, deportistas y con una aptitud física óptima, pero que se somete a sobreesfuerzos reiterados.

 

Hernia discal dura

Se produce por lo que denominamos barra artrósica y se suele dar en pacientes de edad madura. A lo largo del tiempo en nuestro cuerpo se produce una artrosis generalizada y en el cuello se produce cervicoartrosis.

Cuando la artrosis se produce en el cuello, las barras artrósicas, comprimen la médula y las raíces nerviosas, y eso da una serie de sintomatología que es muy importante de detectar.

El dolor es un síntoma dentro del correlato que acompaña a estas patologías, así como el déficit motor y el déficit sensitivo. A parte del dolor, que es el principal síntoma que preocupa al paciente, hay que vigilar otros síntomas como hemos comentado. Si se desatienden estos primeros síntomas, el paciente podría ir evolucionando y desarrollando mielopatía cervical, una enfermedad que afecta tanto desde el punto de vista motor, como sensitivo.

Síntomas y Diagnóstico

Es imprescindible estar muy atentos a los síntomas que presenta esta patología, ya que se corre el riesgo de que algunos síntomas no se puedan revertir.

¿Cuándo debe ser remitido el paciente por su médico a un especialista neurocirujano?

Si el paciente tiene un cuadro de dolor cervical, un cuadro de cervicobraquialgia, o cuando tenga alteraciones motoras, como mareos o inestabilidades, el especialista neurocirujano tendrá que valorar los síntomas del paciente y realizar una exploración, que tiene un gran valor predictivo en este tipo de patologías.

Con una buena anamnesis y una buena exploración, junto con las pruebas diagnósticas y la resonancia, se dará un diagnóstico efectivo de la patología.

¿Qué medios diagnósticos se utilizan a la hora de diagnosticar este tipo de patologías?

Los medios diagnósticos que se utilizan son la radiología simple, el escáner TAC, resonancias magnéticas y, en ocasiones, los estudios neurofisiológicos.

Tratamiento

Si presenta una hernia discal blanda y es un paciente joven y tiene un compromiso medular importante, hay que llevar a cabo un tratamiento quirúrgico bajo técnicas microquirúrgicas, lo que supone una incisión mínima.

Bajo técnicas microquirúrgicas se realiza una descompresión medular completa hasta dejar el segmento medular, así como las raíces de los nervio, completamente libres. Posteriormente se reconstruye ese segmento para que vuelva a ser funcional, mediante una artroplastia cervical, que es una cirugía funcional, es decir, el paciente recupera su funcionalidad por completo.

Es algunos pacientes será imprescindible realizar una cirugía neurológica descompresiva, con misma descompresión neuroquirúrgica. La reconstrucción se realiza con una caja, es una especie de disco que aumenta la altura del segmento que está bloqueado por la barra artrósica.

Postoperatorio

En cualquiera de las dos patologías, tanto hernia discal cervical blanda como dura, la evolución del paciente tras la operación será muy positiva. Recuperará su calidad de vida y podrá retomar sus actividades.

Es imprescindible contar con un buen servicio de recuperación a través de la fisioterapia, para disminuir la sobrecarga muscular, esto favorecerá que el paciente pueda volver a sus actividades regulares.